3D Menú

Consejos para Sublimación Parte 1



Aquí compartimos algunos tips para que realices las mejores impresiones y aproveches al máximo tu impresora o plotter al momento de Sublimar...

1º PARTE:
¿Conviene utilizar imágenes en RGB o CMYK?

Primero un repaso sobre estas composiciones de color:

RGB:
El modelo de color llamado RGB es el que se utiliza en todos los sistemas que forman imágenes a través de rayos luminosos, ya sea emitiéndolos o recibiéndolos.

El modelo RGB está formado por los tres componentes de colores primarios aditivos y como mínimo un componente de sincronismo. Los componentes de color son las señales rojo, verde y azul (viniendo el nombre de las iniciales de su nomenclatura inglesa Red, Green, Blue); siendo transmitidos cada uno independiente y aislado del resto.
De esta forma no hay pérdidas en el tratamiento de la imagen puesto que los colores primarios siguen existiendo como tal en su transmisión. Por el contrario, mediante este sistema hay mucha información redundante, con el consiguiente aumento del ancho de banda necesario respecto a otros métodos de transmisión. Por ejemplo, cada color lleva el valor de brillo de toda la imagen, de forma que esta información está por triplicado.

CMYK:
El modelo CMYK (acrónimo de Cyan, Magenta, Yellow y Key) es un modelo de color sustractivo que se utiliza en la impresión en colores.  Tiene una mejor adaptación a los medios industriales.
Este modelo se basa en la mezcla de pigmentos de los siguientes colores para crear otros más:
C = Cyan (Cian).
M = Magenta (Magenta).
Y = Yellow (Amarillo).
K = Black o Key (Negro).


La mezcla de colores CMY ideales es sustractiva (puesto que la mezcla de cían, magenta y amarillo en fondo blanco resulta en el color negro). El modelo CMYK se basa en la absorción de la luz. El color que presenta un objeto corresponde a la parte de la luz que incide sobre éste y que no es absorbida por el objeto.
El Cian es el opuesto al rojo, lo que significa que actúa como un filtro que absorbe dicho color (-R +G +B). Magenta es el opuesto al verde (+R -G +B) y amarillo el opuesto al azul (+R +G -B).

Uso de la tinta negra

Por varias razones, el negro generado al mezclar los colores primarios sustractivos no es ideal y por lo tanto, la impresión a cuatro tintas utiliza el negro además de los colores primarios sustractivos amarillo, magenta y cían.

Entre estas razones destacan:
  • Una mezcla de pigmentos amarillo, cian y magenta rara vez produce negro puro porque es casi imposible crear suficiente cantidad de pigmentos puros.
  • Mezclar las tres tintas sólo para formar el negro puede humedecer al papel sino se usa un tóner seco, lo que implica un problema en la impresión en grandes tirajes, en la que el papel debe secarse lo suficientemente rápido para evitar que se marque la siguiente hoja. Además el papel de baja calidad, como el utilizado para los periódicos, se puede romper si se humedece demasiado.
  • El texto se imprime, frecuentemente, en negro e incluye detalles finos si la tipografía es con serif. Para reproducir el texto utilizando tres tintas sin que se desvanezca o difumine ligeramente el símbolo tipográfico, se requeriría un registro extremadamente preciso. Esta manera de generar el color negro no es posible, en la práctica, si se desea una fiel reproducción en la densidad y contorno de la tipografía (al tener que alinear las tres imágenes con demasiada exactitud).
  • Desde un punto de vista económico, el uso de una unidad de tinta negra, en vez de tres unidades de tintas de color, puede significar un gran ahorro, especialmente porque la tinta negra es, por lo general, mucho más económica que cualquier tinta de color.
Se le llama key al negro, en vez de usar la letra B, por ser un nombre corto del término key plate utilizado en la impresión. Esta placa maestra imprimía el detalle artístico de una imagen, usualmente en tinta negra. El uso de la letra K también ayudó a evitar confusiones con la letra B utilizada en el acrónimo RGB. La cantidad de negro a utilizar, para reemplazar las cantidades de las otras tintas, es variable y la elección depende de la tecnología, el tipo de papel y la clase de tinta usada. Procesos como el undercolor removal, el undercolor addition y el reemplazo de componente gris, se usan para decidir la mezcla final, con lo cual diferentes recetas de CMYK se utilizarán dependiendo de la tarea de impresión. Cuando el negro se mezcla con otros colores, resulta un negro más negro llamado "negro enriquecido", o "negro de registro", o "super-negro".

RGB VS. CMYK
El uso de la impresión a cuatro tintas genera un buen resultado con mayor contraste. Sin embargo, el color de una imagen visto en el monitor de una computadora, es diferente al color del mismo objeto en una impresión, pues los modelos CMYK y RGB tienen diferentes gamas de colores.


Por ejemplo, el azul puro (En 24 y 32 bits= RGB=0,0,255) es imposible de reproducir en CMYK. El equivalente más cerca en CMYK es un tono azulvioláceo.

CONVIENE CONVERTIR UNA IMAGEN RGB A CMYK?
Si se tratara de imprimir en offset (formato de impresión que realizan generalmente las clásicas imprentas) seria indispensable la conversión ya que ese sistema de impresión necesita tener separados los 4 canales de color CMYK, pues se imprime en etapas, color por color.

En el caso de la impresión digital en impresoras de oficina o plotters, tanto con tintas inkjet, tintas para sublimación, y hasta laser (toners), NO CONVIENE CONVERTIR A CMYK.

¿Por que? Porque los drivers y perfiles de las impresoras digitales están preparados para trabajar con imagenes en RGB.
Esto no significa que las imágenes en RGB una vez impresas se vean tal cual se aprecian en el monitor. Pero el Gamut de Color RGB es mas amplio que el CMYK y las impresoras digitales logran "emular " hasta cierto punto valores RGB con mejores resultados que si se imprime directamente una imagen CMYK.

Para comprobar esta explicación elija una imagen en RGB con muchos colores "vivos" o fuertes e imprimala SIN convertir a CMYK. Luego conviertala a CMYK e imprimala nuevamente.
Una vez impresas ambas, comparen resultados. Verá que las imágen en RGB impresa, logra mejores resultados que la CMYK.

Pueden utilizar las siguientes imágenes ya preparadas en RGB Y CMYK para realizar la prueba:



CONCLUSIÓN:
Para Impresión Digital con mejores resultados, utilizar siempre imágenes RGB (y si tiene aplicado el perfil de color Adobe 1998 mucho mejor).

Ventajas de las Imágenes en RGB:
  • Colores mas vivos y reales en las impresiones digitales.
  • Los archivos son mas livianos comparados con su par en CMYK.
  • Generalmente los tonos negros son mejores, ya que se utilizan las 4 tintas al componerlo.
IMPORTANTE:
Si la imagen esta en CMYK y se convierte luego a RGB, NO se logran mejores resultados.
La imagen en RGB original es la que logra resultados óptimos  Si la misma se pasa a CMYK automáticamente se pierde información que al querer volver a convertir a RGB, NO se recupera.


SI TE GUSTO, NO TE PIERDAS LA SEGUNDA PARTE:

Consejos de Impresión para Sublimación Parte 2

Reacciones: