3D Menú

Impresión basada en el Sustrato



Así como cuando va a pintar una pared en su casa, la misma puede necesitar más o menos pintura, para lograr un el color correcto. Tambien ocurre con los diferentes sustratos (materiales a sublimar) para obtener los mejores resultados.

En esta sección se dará algunas pautas básicas a la hora de imprimir gráficos para diferentes sustratos.


Consideraciones de Color

El color del sustrato afecta en el resultado después del prensado. Recuerde que este es un proceso de tinte, y no un proceso de pigmento. Para obtener la información más precisa y más completa en la representación de color, la superficie debe ser lo más blanca posible.

Dicho esto, hay más de un valor blanco. Por ejemplo, algunas telas tienen un tinte amarillento, mientras otras un blanco frío que tiende a tener un sutil tinte azulado.

Además, las tintas de sublimación tienen un ligero carácter translúcido, por lo que un valor RGB de color amarillo 255.255.0 serán diferentes en una camisa blanca de lo que será en una camisa azulada. Esto no quiere decir que no se puede reproducir amarillos en una camiseta azul (que no significa necesariamente que quede verde), pero cuando se trabaja con diferentes sustratos de color, tenga en cuenta que cuanto más oscuro vaya la gama de colores, menos disponibilidad tiene para trabajar. Con la mayor parte de tonos pasteles (amarillos claros, azules, verdes, rosas, etc), usted será capaz de reproducir el 70 - 80% de la gama disponible. 

Cuando usted comienza a trabajar en colores más oscuros (rojo, verde, etc), se pierde la visibilidad de más colores. Técnicamente, se puede sublimar una imagen a una camisa de poliéster negro, pero simplemente no será capaz de ver la imagen (es como tomar un fibrón negro y escribir en una superficie de color negro)
.
Para saber realmente como se verán los colores en los distintos sustratos que utiliza, realizá en los mismos una cartilla de color (VER AQUI), esto dará una representación exacta de como salen los colores por ejemplo en una superficie de metal blanco y una tela blanca. Vale la pena recordar que usted no será capaz de lograr  toda la gama de colores sobre un sustrato no-blanco.
Por ejemplo, en la sublimación un valor blanco 100% significa que ninguna de tinta se puso a papel (blanco es la ausencia de color). Vamos a imaginar que tienes un cliente que te trae el logo de abajo. Han elegido los colores específicos de este logo que incluyen un océano azul, escritura azul, acentos verdes y un pescado blanco.

Un sustrato blanco es esencial para la representación más exacta del logo anterior (teniendo en cuenta que uno de los colores principales del logotipo es de color blanco). El cliente siempre puede firmar en un cambio de color (especialmente si comparte algunas de las limitaciones con una tecnología tinte), pero tiene que saber que no puede producir blanco sobre un sustrato coloreado. Si se va a colocar el mismo logotipo en una camisa de color rosa, podría parecer a la siquiente representación obsevandose la perdida inevitable del blanco (indispensable para el logo):


Sustratos duros vs Sustratos blandos

En la sublimación, a más duro es el sustrato, mayor cantidad de tinta se necesita para obtener una imagen de calidad. Se necesita mucha menos tinta para decorar una camiseta, que para decorar una pieza cerámica. 

Si se va a utilizar la misma configuración de salida de impresión para todos los productos, se llega a resultados inconsistentes.

Para eso si quiere lograr sublimaciones profesionales, necesita de un controlador de impresión exclusivo para plotters (VER: Wasatch RIP) que genere diferentes salidas (perfiles de color) para cada sustrato. Con este software podrá solicitar que le generen perfiles de color exclusivos para cada uno de los materiales que sublime.

Reacciones: