3D Menú

Mega Consejos para mejorar tus Ventas


Todo nuestro sitio está enfocado a crecer técnicamente en el proceso de sublimación, pero no podemos pasar por alto el brindarte algunos tips indispensables para que tus ventas mejoren...


Aqui los Mega consejos para mejorar tus Ventas:

Ser accesible: No sólo cuando el vendedor está interesado en contactar con el cliente, sino cuando el cliente quiere contactar con él. Debemos asegurarnos que nuestros clientes tienen un acceso rápido y directo para hablar con nosotros.

Demostrar seguridad: Durante el acto de venta, el cliente espera tratar con un vendedor seguro y confiado, que crea ciegamente en lo que está diciendo y que demuestre compromiso con sus palabras, especialmente en el momento del cierre de la venta.

Centrarse en los beneficios del producto: Desde el comienzo de la conversación, el buen vendedor debe centrarse en las principales cualidades del producto o servicio en cuestión, preguntando al cliente cuáles son los beneficios y ventajas relevantes para él. Son éstos los que en definitiva harán decidirse al posible comprador; por tanto, el éxito reside en destacar a partir de lo que el cliente nos dice, nuestros puntos fuertes, los valores añadidos y las ventajas competitivas frente a otros productos.

Todos los clientes son importantes: Es un error pensar que únicamente las grandes cuentas merecen toda nuestra atención y esfuerzo. Hasta el cliente más pequeño juega un importante papel para la empresa; al margen de lo que un cliente nos pueda reportar económica mente, su insatisfacción puede producir problemas más preocupantes que la mera pérdida de su cifra de facturación.
Dar la cara ante los problemas: Ofrecer garantías a los clientes, estar presente cuando surgen dificultades, lograr que el cliente perciba que queremos escucharlas y hacer todo lo posible por resolverlas, reafirma la seguridad de éstos en el vendedor y crea una relación más fuerte y duradera.

Dar algo más (Valor Agregado): Ofrecer más que los competidores es algo que los clientes siempre valoran positivamente; pero si, además, es nuevo, diferente y relevante para el cliente, mejor que mejor. La creatividad en este sentido es importante. Ofrecer periódicamente algo nuevo a los clientes ayuda a mantener viva su ilusión y potencia la relación mutua. Este valor agregado puede ser:
  • Obsequia algo a quienes visiten tu negocio: el solo hecho de que alguien cruce tu puerta y visite tu local ya representa una oportunidad. Puedes tener obsequios para quienes te visiten. No tiene que ser algo muy costoso, pueden ser caramelos, refrescos o algún recuerdo sencillo que haga esa visita más agradable.
  • Una sonrisa siempre agrega valor: Una sonrisa y un trato agradable a tus clientes. Ellos lo agradecerán y si tienen que tomar una decisión de compra, seguro que el buen trato tendrá peso. Y además, es gratis!
  • Envía una nota de agradecimiento: una vez que concretes una buena venta o un gran negocio, envía a tu cliente una nota de agradecimiento donde expreses lo importante que es contar con clientes como el (ellos) y agradece la confianza depositada en tu empresa.
  • Ofrece servicio de entregas a domicilio: si no es parte de tu política, podrías considerar la posibilidad de ofrecer la entrega en puerta de tus productos. Desde luego la implementación de este servicio es más costosa y deberás evaluarlo antes de ofrecerlo, pero podría representar una importante diferencia para con tu competencia.
  • Ofrece algo extra en servicio: para que tus costos no se disparen, puedes ofrecer algún valor extra representado en servicio.
  • Implementa algo que reduzca la incomodidad en las esperas: si en tu negocio las personas tienen que hacer un tiempo de espera o una fila para ser atendidos, puedes reducir la ansiedad y hacerla más fácil ofreciendo un café, agua pura, un televisor o el periódico. El cliente se relajará y al final se llevara un buen sabor de boca y recomendaciones para tu negocio.

Cuidar la red de contactos: Los amigos, colaboradores, clientes, proveedores, colegas, etc., pueden ser una importante fuente de negocio. Crear una buena relación con todos ellos, escucharles, tratar de ayudarles y ganarse su confianza profesional y personal, es imprescindible tanto en el ámbito laboral como en el personal.

Ser honesto: La honestidad y la ética deben estar presentes en todas nuestras acciones. Esta es la única forma de generar confianza y ser un buen profesional. Es una manera de mostrar al cliente que queremos una relación duradera con él. Es preferible perder un cliente que poner en peligro nuestra credibilidad.

Mejora la presentación de tu producto: Lo que se ve bien, se vende bien.

Mejora tus tiempos para enviar cotizaciones: Los clientes buscan respuestas rápidas.

Asegúrate de ofrecer un excelente servicio al cliente:. Recuerda que tu cliente tiene muchas opciones.
Soluciona prontamente los reclamos. El servicio post-venta es de gran importancia a largo plazo.

Ademas de vender unidades, vende paquetes: Sigue el ejemplo de Mc Donald´s que no te vende hamburguesas, te vende combos.

Estudia tu mercado: Invierte tiempo para ser un experto conocedor de tu mercado. Asiste a exposiciones comerciales y eventos que tus consumidores consideren importantes. Ahí podrás convivir de cerca con ellos. También aprovecha la ocasión tanto para observar qué está haciendo tu competencia como para detectar qué tipo de productos y servicios son los más demandados. Otra opción es mantenerte al día sobre las tendencias del mercado a través de publicaciones especializadas


Demuestra por qué eres la mejor opción: Cuando estés a cargo de la primera tarea que te ha confiado tu cliente, no olvides proporcionar información actualizada sobre tus avances. Comparte todos los resultados -buenos y malos- y resuelve los problemas que se presenten de forma conjunta. Demuestra, en todo momento, que estás haciendo tu mejor esfuerzo y que trabajas para alcanzar un beneficio mutuo. Si lo consigues, no sólo construirás una buena relación, sino también crearás un sentimiento de satisfacción en tu consumidor, lo que te ayudará a mejorar las posibilidades de ganar esa cuenta y muchas más.

Enfócate en los detalles: A quién no le encanta recibir algo que lo sorprenda. Por eso, los detalles marcan la diferencia. La estrategia es sencilla: observa muy bien qué le agrada y qué le molesta a tu cliente, identifica estos elementos y utilízalos a tu favor para causarle una gran emoción. No es cuestión de hacerle un obsequio, sino de saber cuáles son las cosas que más aprecia de tu oferta. La creatividad será tu mejor aliado.

Habla el idioma del cliente: Cuando un consumidor acude a determinado establecimiento o contrata los servicios de una persona, en realidad lo que busca es hacer contacto con alguien que hable su mismo lenguaje. Un error común de los profesionales es que explican las cosas utilizando términos técnicos que la mayoría desconoce. Esto hacer sentir incómodo al cliente pues, no comprende en qué consiste la solución que le proponen. El consejo aquí es presentar soluciones puntuales y, sobre todo, cuál es la finalidad de cada una. Si lo que ofreces es un producto, lo esencial es describir sus ventajas y cómo éstas resolverán el problema que el consumidor plantea.

Innova tu servicio constantemente: Todo es susceptible de ser mejorado. Entonces, utiliza tus conocimientos e imaginación para encontrar, día a día, cómo mejorar la atención al cliente. Existen infinidad de elementos que, a simple vista, parecen poco importantes y que en realidad son clave para crear una experiencia diferente. Ofrece servicios complementarios sencillos pero que causen un gran impacto en los consumidores.
Transforma tu sitio virtual en una experiencia real: Tener un sitio web comercial no debe ser obstáculo para que el cliente no sienta como si realmente estuviera en contacto con el producto o servicio. Una descripción detallada y fotografías de buen tamaño y desde diferentes perspectivas ilustrarán mejor a los visitantes. Con estas herramientas despertarás el interés de los consumidores para que se atrevan a hacer el pedido y, de esta manera, vivir plenamente la experiencia de compra.

Sorpréndelos con promociones exclusivas: Agrega un elemento sorpresa a los correos automáticos que envíes a tus consumidores cuando hagan su pedido. Puede ser un cupón de descuento válido para su siguiente compra o información extra sobre el producto que acaban de adquirir. Anexa un breve cuestionario para saber más acerca de ellos y conocer cuáles son los productos que buscan.

Despliega las mejores prendas (o productos) en tu Vidriera: Esto atrae la atención del comprador.

Utiliza palabras que venden: Oferta por tiempo limitado, precio especial, facilidades de pago, entrega inmediata, garantía, etc.

Elabora promociones que atraigan a tus clientes.
Enfócate en tu mercado específico: No pretendas venderle al mundo entero.

Utiliza facebook: como complemento para promocionar tu negocio o tu marca. AQUI lo explicamos en detalle.

No hagas lo mismo que hacen tus competidores: Se creativo y hazlo mejor.

Utiliza las Palabras con mayor potencial: Las palabras que empleas para definir tu oferta determinan cómo la percibe el potencial cliente. Así, si tu producto está por encima del valor de tu competencia, debes evitar hablar de precios altos o productos caros. Sustitúyelo por precios de mercado.

Aceptar los fracasos y no desanimarse: Antes de triunfar suelen venir algunos fracasos. Por eso, a pesar de las dificultades es importante no desanimarse y continuar intentando abrirse hueco en el mercado. Si es necesario, habrá que tocar algunas puertas para buscar ayuda y colaboración, y mantenerse fuerte para no sucumbir.

No ser arrogante: No hay que perder nunca la confianza en sí mismo y en el producto o servicio que intentamos vender. Pero tampoco hay que mostrarse arrogante con los clientes, algo que los alejaría irremediablemente.

Acertar con los clientes: Nuestra oferta se debe dirigir a las personas a las que realmente les pueda interesar. Los estudios de mercado y la segmentación de audiencias pueden ser de gran ayuda.

Conocer el sector: Hay personas que se lanzan a vender productos de un sector que no conocen, lo que suele llevar al fracaso más absoluto. Para evitarlo, se deberá estudiar previamente la industria en la que nos queramos introducir. Esto dará mayor seguridad y ayudará a las ventas.

Diferenciar nuestro producto: Vender o lanzar un nuevo producto al mercado es complicado, debido a la gran cantidad de competidores y la variedad de ofertas existentes. Por eso, nuestro producto deberá contar con alguna característica que le haga realmente diferente a los demás de la competencia.

Especialízate: Empapate de todo el conocimiento posible dentro de lo que haces, cuanto mas sepas, mas respuestas tendrás, menos errores cometerás, y como resultado mas venderás.

Busca un nicho de mercado: ya que un mercado desatendido o poco competido es tierra fértil para cualquiera que lo sepa aprovechar.
Esperamos que con estos megas consejos, puedas dar en el blanco, y que crezcas en todas tus ventas.

Reacciones: